Las cataratas del arco iris

|


VICTORIA 1

Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y con el sello de ser una de las Siete Maravillas del Mundo, las Cataratas Victoria son un espectáculo para los sentidos. Situadas en la frontera entre Zambia y Zimbabue, alcanzan una altura de algo más de cien metros y una anchura de casi dos kilómetros. No son las más altas ni las más anchas, pero sí exhiben la cortina de agua más grande del mundo.

Estamos ante un prodigio natural casi inabarcable para la vista que se origina por el inmenso cauce del río Zambeze, uno de los más grandes de África. Esta imponente cortina de agua se encuentra rodeada por una selva tropical que recibe de forma constante el riego del vapor de agua que producen las cataratas.

VICTORIA 2

Durante el día el arco iris es uno de los espectáculos habituales del paisaje. Cuando llega la noche el reflejo de la luna en el agua es digno de contemplación.

El Dr. Livingstone, supongo…

El explorador escocés David Livingstone llegó al lugar en 1855 y bautizó a este gran salto de agua con el nombre de Victoria en honor a la Reina de Inglaterra. Los habitantes de la zona las habían venido llamando el “Humo que Truena”, por la niebla producida por esas ingentes cantidades de agua y el ruido permanente que producen.

David Livingstone, impresionado por la belleza de su descubrimiento, dijo sobre las Cataratas Victoria: "Escenas tan bellas deben haber sido contempladas por los ángeles en su vuelo".

VICTORIA 3

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.