Normandía

​Le Havre, de los paisajes impresionistas a la ciudad impresionante

Aunque algunos de los grandes momentos de Le Havre, la puerta del Sena al mar, se sitúan a finales del siglo XIX, cuando los grandes pintores impresionistas como Monet, Pisarro, Renoir, Sisley, Boudin o Raoul Dufy plasmaron en sus cuadros la belleza de su paisaje y de sus alrededores, como Etretat, Deauville, Honfleur y la un poco más lejana Giverny donde Claude Monet vivió durante 42 años, y el comienzo del siglo XXI vio la grandeza de las obras de grandes arquitectos.

El Monte Saint-Michel y la abadía que juega con la marea

Esta pequeña isla rocosa coronada por un complejo monástico benedictino se construyó hace más de mil años en memoria de la aparición del arcángel Miguel. Se encuentra en una bella bahía famosa por acoger las mareas más grandes de Europa.

​Visita al refugio de Monet, donde creó cientos de pinturas y un maravilloso jardín

Cualquier recorrido para seguir las huellas de Claude Monet en Normandía comienza por donde debería acabar, el lugar donde pasó más de la mitad de su vida y donde murió el 5 de diciembre de 1926. Se trata de Giverny, un pequeño pueblo a orillas del Sena con a penas 500 habitantes, de la casa donde vivió y, sobre todo, del bello jardín que creó y cuidó y que fue inspiración para algunas de sus mejores pinturas.