Giethoorn, el encantador pueblo holandés sin calles ni coches

A esta mágica localidad de Holanda no accede ningún vehículo a motor y su vida discurre entre plácidos canales
|

GIETHOORN 3

No existe ningún tipo de ruta o trazado de calles por las que puedan circular automóviles. Aquellos que se animen a visitar Giethoorn han de saber que se ha de explorar el lugar a pie, en bicicleta o recorriendo sus canales en pequeñas barcas. Sin lugar a dudas, esta localidad puede presumir de estar libre de malos humos. Tampoco nos molestarán los incómodos ruidos de los motores y los tubos de escape. El sonido más impactante que escucharemos será el aleteo o el canto de un pájaro.

GIETHOORN 4

Situada al norte del país, a poco más de cien kilómetros de Ámsterdam, nos encontramos en un punto de Holanda peculiar, muy tranquilo y tan bello que parece el escenario de un cuento: pequeños puentes, canales encantadores, coloristas flores y verde vegetación, antiguas casas que parecen el hogar de las hadas… Nos encontramos en una isla de sosiego y fantasía en pleno siglo XXI.

Fundada alrededor del año 1200, su nombre significa “cuernos de cabra”. Esta denominación tiene su origen en los numerosos cuernos que quedaron esparcidos por estas tierras tras una potente inundación y cuya presencia sorprendió a los primeros habitantes de la zona.

GIETHOORN 6

El bucólico y plácido paisaje de Giethoorn se debe en buena parte a la disposición de sus casitas de techos de paja. Se encuentran ubicadas en pequeñas islas independientes y comunicadas por un entramado de puentes y canales, senderos de agua que discurren a lo largo de noventa kilómetros. Todas lucen jardines perfectamente cuidados que invitan al paseo y a respirar un aire puro y limpio.

GIETHOORN 5

Uno de las actividades más agradables y solicitadas por los visitantes es recorrer la localidad en una de sus pequeñas barcas. Como en otros lugares del mundo, existen rutas organizadas, sin embargo, también es posible alquilar estos pequeños botes durante unas horas y, mapa del lugar en mano, lanzarnos a la aventura de navegar por los canales de la población.

GIETHOORN 2

En nuestro camino vamos a encontrarnos con antiguas granjas convertidas en viviendas, bonitas iglesias y naturaleza, mucha naturaleza. Tampoco faltan los agradables cafés y los restaurantes donde degustar deliciosos platos de comida tradicional.

GIETHOORN 7

Además de pasear por los canales, las propuestas lúdicas de Giethoorn son interesantes y variadas: desde recorrerla en bicicleta o pescar a visitar los museos de la localidad, como el Museo Granja, en el que nos hablan de la vida y oficios de la población a lo largo de los últimos cien años, o el Museo Astilleros que muestra las técnicas de construcción de las tradicionales barcas de la región. Paradójicamente, en esta localidad sin coches, también podemos visitar el Museo del Auto, donde se exponen diferentes tipos de vehículos, placas de matrícula antiguas, coches en miniatura…

GIETHOORN 1

Lejos del ajetreo y la actividad desbordante de otros destinos, Giethoorn es el lugar ideal para todos aquellos que viajan en busca de tranquilidad, aquellos que gustan de saborear cada paso, cada momento, acompañados de un silencio que únicamente se rompe por el murmullo de la naturaleza.

Revista Viajes y Lugares

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.