El Barranco de la Hoz y sus majestuosos monolitos

En el Parque Natural del Alto Tajo nos espera un enclave mágico, un lugar de impactantes y caprichosas formas moldeadas por el paso del río Gallo
|

HOZ 11

Estamos seguros de que la aventura por tierras alcarreñas que Camilo José Cela relató en su famoso libro “Viaje a la alcarria” discurría entre paisajes como los que vamos a encontrarnos en nuestro camino. Paisajes de cielos luminosos tras la lluvia, con azules que hipnotizan la mirada. Campos que, especialmente en la primavera y el verano, combinan mil colores: amarillos, anaranjados, verdes, violetas…, como si quisieran jugar con nuestros sentidos.

HOZ 4

Nuestro destino se encuentra en la provincia de Guadalajara, a menos de diez kilómetros de Molina de Aragón, conocida por su rica historia y por ser uno de los lugares más fríos de España. En el Parque Natural del Alto Tajo nos espera un enclave mágico, un lugar de impactantes y caprichosas formas que el río Gallo se ha encargado de moldear a lo largo de miles de años.

HOZ 3

Estamos en el Barranco de la Hoz, un cañón fluvial que quita la respiración. Aquí la naturaleza parece querer dejar constancia de que es poderosa. Es difícil no sentirse empequeñecer ante la visión de los majestuosos monolitos rocosos que nos reciben en este lugar con la altísima verticalidad de sus paredes rojizas.

HOZ 2

El paraje nos ofrece también una interminable y refrescante gama de verdes, gracias a sus árboles y a la frondosa vegetación que acompaña al río en su curso.

HOZ 7

En la entrada de este grandioso marco de rica naturaleza y rodeado por las enormes rocas del entorno también nos espera el pequeño santuario de la Virgen de la Hoz. Según cuenta la leyenda, en el año 1129 un joven campesino de la cercana localidad de Ventosa llegó hasta este lugar buscando una oveja que se había distanciado del rebaño. En un momento de su búsqueda el joven quedó sorprendido cuando vio aparecer la imagen de la Virgen en una especie de altar natural excavado en la roca.

HOZ 8

Allí se construyó la ermita de la Virgen de la Hoz. Se encuentra bajo una enorme formación rocosa de considerables dimensiones. Su interior es sobrio y sencillo. En él encontramos un retablo con la imagen de la Virgen envuelta en el silencio del lugar que queda roto únicamente por el sonido de los grillos que cantan en el exterior. Este espacio santo recibe a muchos devotos que se acercan a venerarla desde diferentes puntos de la comarca.

HOZ 1

Junto al pequeño santuario está el restaurante que nos ofrece la posibilidad de refrescarnos y tomar un tentempié. Si nos acercamos con coche, interesa saber que en la entrada a la zona se ha habilitado un parking gratuito para poder dejar nuestro vehículo.

HOZ 12

El Barranco de la Hoz es uno de los lugares más bellos de la península y uno de los más desconocidos. Este espacio natural es sencillamente mágico y apto para toda la familia, tanto si la visita es de carácter religioso, como si nos acercamos con la idea de pasar un día disfrutando de la naturaleza y observándola desde los altos miradores a los que se accede a través de estrechas escaleras de piedra.

Revista Viajes y Lugares

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.