‘Senderos con alma existen en los cinco continentes, pero hay que saber desvelarlos’

Jesús Ávila Granados nos muestra la magia de algunos de los senderos más legendarios del planeta
|

Nos adentramos en las páginas de un libro que nos invita a recorrer senderos legendarios y míticos, lugares del mundo que poseen una gran carga de tradición, historia y espiritualidad. ‘Senderos con alma’ –Ediciones Luciérnaga- reúne 19 recorridos situados en África, Asia y Europa y 31 itinerarios que se encuentran en la península ibérica. 

Estamos ante un minucioso y apasionante trabajo del reconocido periodista y escritor Jesús Ávila Granados, quien nos desvela escenarios del mundo imprescindibles y llenos de magia que consiguen atrapar al lector. Un libro indispensable para viajeros curiosos, para aquellos cuya mirada busca siempre más allá de la primera impresión.

SENDEROS CON ALMA 1 VIAJES Y LUGARES

Según lo define el diccionario, un sendero es un ‘camino estrecho, en especial el que se ha formado por el paso de personas o animales’. ¿Qué es un sendero para Jesús Ávila?

Un sendero es mucho más que esa definición. El sendero nos lleva a través del fascinante viaje que es nuestra propia existencia. Porque el sendero es una puerta que se abre a lo desconocido, y, al recorrerlo, estamos cruzando la línea que separa nuestro ser físico de nuestro estado espiritual.

Allí donde muchos solo vemos sencillos caminos o pequeñas rutas, Jesús Ávila ve historia, espiritualidad, tradición, leyenda… ¿Con qué predisposición hemos de recorrer y mirar los senderos que nos propone en su libro para apreciar su cara más oculta e íntima?

En efecto, los senderos no son caminos que se descubren por casualidad, sino por causalidad, porque, al recorrerlos, el viaje obedece a una necesidad interior por alcanzar un destino, una meta. Podríamos decir que el camino, mejor dicho el sendero, es la vida. Por lo tanto, este itinerario debemos hacerlo sin prisas y con los cinco sentidos.

¿Cualquier sendero nos sirve o debemos ser cuidadosos en la elección?

El camino es físico, mientras que el sendero es más espiritual. Hay dos clases de recorridos: uno físico y otro interior; éste último está relacionado con el laberinto, cuya realización supone alcanzar nuestra esencia o alma. Aristóteles dijo en una ocasión: ‘la felicidad no es un estado, sino una actividad’.

SENDEROS CON ALMA 5 VIAJES Y LUGARES

Recorrer la interesante colección de caminos que nos sugiere en su libro es, sin lugar a dudas, lo más acertado. En muchos de ellos ha quedado impresa la huella de diferentes civilizaciones. ¿Se llega a sentir la energía de tanta historia acumulada?

Esta sensación no se produce al instante, es fruto de una labor y de unos sentimientos que traspasan los límites de lo físico. Cuando iniciamos uno de estos singulares recorridos, a través de la espesura de un bosque, sintiendo el sonido del viento acariciando las hojas, o el canto de los pájaros que nos acompañan en esta aventura, si estamos predispuestos a ello, no tardaremos en sentir la fuerza de las culturas y civilizaciones que, en tiempos pasados, por allí transitaron, dejando una parte importante de su legado. Yo he recibido presentimientos, que luego, la arqueología, me lo ha confirmado. 

Además de los acontecimientos ocurridos en él, ¿también es importante la ubicación de un sendero? Es decir, ¿existen claras diferencias entre uno situado en lo alto de una montaña y otro cercano al mar?

El lugar es lo mismo, porque un sendero sigue siéndolo esté al borde de un acantilado marino, abierto entre profundos barrancos, o formando parte de un camino de sirga paralelo a un río. En Anatolia, en 1989, descubrí una tumba de la Grecia antigua siguiendo un sendero que me invitaba a recorrerlo, el cual me llevaba a través de espacios naturales de impresionante belleza, abiertos hace 3.500 años por los antiguos hititas. Mi instinto no me engañó.

En su libro se dirige expresamente al viajero, no al turista, ¿por qué?

El turista viaja y hace kilómetros, mientras que el viajero conversa, descubre y recoge parte de la sabiduría que ve y aprecia con sus sentidos. Un geógrafo árabe de comienzos del siglo XIII dijo en una ocasión que ‘un viajero sin conocimiento era como un pájaro sin alas’. Por ello, debemos emprender el recorrido con los sentidos bien despiertos y con conocimiento, para estar preparado para lo que pueda aparecernos en el trayecto.

SENDEROS CON ALMA 2 VIAJES Y LUGARES

¿En qué momento y lugar descubrió el carácter inspirador de los senderos?

Toda mi vida ha sido una búsqueda constante del conocimiento, que he ido desarrollando a través de la lectura de miles de libros, y también guiándome por la curiosidad, por conocer lo que hay detrás de un muro, de una puerta entreabierta o de un sendero tortuoso. Gran parte de mi obra literaria está basada en las consecuencias de este afán por descubrir. Pero ha sido con esta obra, que hace el número 109 de mi producción literaria, donde he desarrollado la mayor parte de las experiencias acumuladas en estos singulares recorridos.

Su obra nos lleva a senderos legendarios de África, Asia y Europa. También encontramos una importante selección de lugares míticos de la península ibérica. ¿Cuál de ellos nos invitaría a recorrer primero y por qué?

Aunque el resto del mundo tiene una dimensión más limitada en el volumen del libro, con 19 recorridos, situados en África, Asia y Europa, es en nuestro país, con 31 itinerarios, donde amplío más la oferta, lo cual no significa que la península Ibérica sea más rica en estos senderos, sino que, con esta obra, he querido acercar al lector a estas singulares rutas que tenemos más próximas, para que vayan conociendo mejor lo más próximo, antes de iniciar el descubrimiento de las demás. Cada itinerario lo he vertebrado en capítulos de cómoda lectura y de fácil comprensión, que tienen vida propia, y que animan al lector a desarrollarlos de forma individual. No me atrevo a aconsejar en primicia ningún itinerario, pero podríamos comenzar con la colina de Santa Bárbara, de La Fresneda (Teruel), o el de la Peña de Alájar, en la Sierra de Huelva, siguiendo las huellas de Benito Arias Montano...

¿Con qué criterios ha realizado la selección de los senderos que aparecen en el libro?

No existe un criterio que aglutine un concepto general, porque cada sendero transmite una fuerza, que el viajero deberá ir captando a medida que vaya haciendo su ‘viaje’. Por ello, el lector puede quedar asombrado de la singularidad y riqueza de los itinerarios que se ofrecen, relacionados con enclaves que van desde la mitología al hecho histórico, con rutas legendarias, rutas prehistóricas, rutas de conquista, rutas de peregrinación, comerciales, templarias y cátaras, de parajes naturales, o de duelo y dolor.

¿Qué senderos o rutas le han marcado especialmente?

Han sido numerosas, y de todas ellas tengo unas aprehensiones verdaderamente grandes. Pero puedo destacar el sendero que, desde Santa María de Lebeña, en Liébana (Cantabria), a través de empinadas colinas y algunos tramos de calzadas romanas, llega hasta la llanura superior, donde se encuentra la Braña de los Tejos, un lugar sorprendente, el bosque de tejos y acebos más antiguo de España, donde encontraron refugio los últimos druidas celtas de Iberia, pero que no pudieron evitar ser degollados más tarde por las legiones romanas mandadas por Octavio Agusto, y cuyos lamentos se siguen escuchando con la brisa de los tejos...

SENDEROS CON ALMA 4 VIAJES Y LUGARES

¿En qué lugares ha hecho los descubrimientos más sorprendentes? ¿Qué se encontró que no esperaba encontrar?

Es que han sido numerosos los lugares que me han transmitido unos conocimientos que superan los límites de lo físico. Podría destacar la villa de Caracena, en las Parameras sorianas. Un pueblo oculto, esotérico, de pocos habitantes, a donde muere una carretera que nace en Gormaz, al otro lado del Duero.

¿Cuál es su sendero favorito?

Todos y cada uno de los senderos, una vez realizados, se convierten en itinerarios que me traen infinitos recuerdos; por ello, no me atrevo a destacar ninguno sobre los demás. Pero podríamos hablar del sendero cátaro que, desde Tírvia, a través de parajes de singular belleza en pleno corazón del Pirineo de Lleida, llega a Castellbó; en este singular itinerario está el alma del último perfecto del catarismo occitano, mandado apresar allí a consecuencia de un ardid de un sicario de la Inquisición francesa, a comienzos del siglo XIV, para ser conducido a Carcasona y luego quemado vivo en la hoguera en la fortaleza de Villerouge-Termenès.

¿Llegar a comprender y captar la esencia de senderos lejanos y acontecimientos pasados nos ayuda a conocer mejor nuestra propia casa y a nosotros mismos?

En efecto. Lo que no se conoce no se valora, no se comprende, no transciende. Al recorrer estos senderos, el viajero va asimilando una parte importante de lo mucho que puede transmitirle aquel camino. Senderos con alma existen en los cinco continentes, pero hay que saber desvelarlos.

SENDEROS CON ALMA 3 VIAJES Y LUGARES

Teniendo en cuenta que ha recorrido todas las rutas que describe, ¿cuánto tiempo ha necesitado para dar forma a su libro?

En la primavera de 1972, se publicó mi primer trabajo periodístico, relacionado con una masía catalana situada entre Sabadell y Matadepera, en la provincia de Barcelona, trabajo que vio la luz en un diario barcelonés que ahora no existe. Desde entonces, he escrito y publicado más de 5.000 artículos y reportajes para medios de comunicación tanto nacionales como internacionales. Luego, a finales de los setenta, comencé a escribir libros, especialmente de ensayo, muchos de ellos están sirviendo de obras de consulta a numerosos trabajos de investigación. Por lo tanto, desde hace 47 años no he dejado de viajar y de transmitir por escrito, y también en conferencias, cuanto he ido descubrimiento. He de decir que nunca he escrito de algo que no constituya un paso adelante para la humanidad, o de un lugar que no haya sido contemplado con mis ojos.

¿Le quedan muchos senderos por recorrer? ¿A cuál se quiere dirigir próximamente?

Estoy seguro que sí. Pero nuestra existencia es corta, y no sé si podré ir haciendo cuantos tengo en mente. Los senderos han marcado siempre mi vida. Ahora, si me pongo a pensar, valoro mucho el no haber titubeado nunca a la hora de elegir uno u otro itinerario, cuando me he encontrado con bifurcaciones; es probable que una llamada interior me aconsejara en su momento cuál era el correcto.

¿Tendremos una segunda parte de Senderos con alma?

A mí me gustaría. Y haré todo lo posible porque así sea.

SENDEROS CON ALMA 8 VIAJES Y LUGARES

Viajes y Lugares

1 Comentarios

1

Me encanta éste blog, todos los dias entro a leer un rato, se ha transformado dentro de algo frecuente con el café de cualquier mañana, está siendo aún más interesante cuán el típico periódico. Seguir escribiendo posts tan extraordinarias y muchas gracias del mismo modo por realizarlo.

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.