República Checa

Loket y su castillo medieval

Loket es una población medieval de cerca de tres mil habitantes que está rodeada literalmente por las aguas del río Ohre. Se encuentra en la República Checa, a unos quince kilómetros de distancia de la conocida ciudad balneario de Karlovy Vary. El gran protagonista de la pequeña localidad es su castillo, una construcción del siglo XIII que se alza en lo alto de una colina dominando todo el entorno.

​El romántico y elegante castillo de Hluboká nad Vltavou

Este castillo palacio de estilo neogótico se encuentra junto a la orilla del río Moldava, en el sur de la región de Bohemia, en la República Checa. Aunque su construcción se remonta al siglo XIII, su imagen actual, inspirada en el británico castillo de Windsor, la adquiere en el siglo XIX por orden de sus últimos propietarios, la familia Schwarzenberg, miembros de la nobleza.

Moravia del Sur: la gran región por descubrir

Reconocida internacionalmente por su producción de vino, es una región que atrae por sus múltiples encantos: gastronomía, arte, naturaleza, cultura, arquitectura e historia. La ciudad de Brno, capital de la región, conquista tanto por su vertiente más clásica y tradicional como por su faceta más moderna y actual. Diferentes caras que reflejan el dinamismo y el atractivo de la región de Moravia del Sur.

Cervená Lhota, el castillo rojo sobre la isla en el estanque

Este castillo, con más de 600 años de historia, se encuentra al sur de Bohemia y es una parada indispensable y poco conocida en la República Checa. Además de destacar por su característico color, su situación sobre un promontorio rocoso en un lago resulta muy atractiva.

Karlovy Vary: fuentes, cine y exquisita belleza arquitectónica

Esta elegante ciudad de la República Checa disfruta de un gran encanto arquitectónico. Fundada en el siglo XIV por el emperador Carlos IV, es especialmente conocida por sus excelentes aguas termales y curativas.

Cesky Krumlov: un escenario de cuento para callejear

Situada en la República Checa, esta ciudad cuenta con un centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Las razones de esta designación son claras: su núcleo antiguo reúne más de 300 monumentos protegidos, elementos artísticos que reposan en un entorno repleto de casas burguesas dominadas por la presencia del segundo castillo más grande del país.