La Laguna Garzón, una maravilla arquitectónica y natural en Uruguay

El único puente con forma de anillo en el mundo une los Departamentos de Rocha y Maldonado en un entorno mágico
|

Foto1 Uruguay LagunaGarzon Uruguay Natural Andru00e9s del Castillo

El puente sobre la Laguna Garzón, en Uruguay, es sin duda uno de los referentes mundiales en cuanto a innovación en la construcción de infraestructuras respetuosas con el medio ambiente. Ubicado al sur de la Laguna Garzón, próximo a su desembocadura en el Océano Atlántico, fue inaugurado en diciembre de 2015. Se trata del único puente con forma circular en el mundo, con una estructura que simboliza la alianza de dos departamentos, Rocha y Maldonado, en un entorno mágico como el área natural protegida de la Laguna Garzón.

Su diversidad biológica y la vista panorámica hacen de él un lugar imperdible para el viajero. Integrado en la Reserva de la Biosfera de Bañados del Este y, desde noviembre de 2014, incluido en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), la vista desde el puente ofrece un paisaje panorámico de la reserva natural. Sobre el horizonte se divisa la silueta de deportistas que practican kitesurf, windsurf o stand up paddle sobre el lago, si bien sobre todo ello destaca el perfil del puente circular.

Con cinco metros de ancho y 323 metros de longitud, obra del afamado arquitecto uruguayo Rafael Viñoli, reconocido por numerosas obras internacionales y por el diseño del nuevo aeropuerto de Carrasco, en Montevideo, el puente entraña una perfecta fusión entre arquitectura y belleza natural. Su apariencia de anillo sostenido por una serie de columnas permite el libre flujo de los cambios de la laguna y el uso de embarcaciones, un elemento típico del lugar. La funcionalidad de su forma radica en la circulación lenta de los automóviles, mientras su altura es la suficiente para permitir el cruce de embarcaciones y, además, habilita el paso peatonal para disfrutar del paisaje.

Foto2 Uruguay LagunaGarzon Uruguay Natural Andru00e9s del Castillo

Laguna Garzón

La zona en la que se ubica la Laguna Garzón, de gran riqueza por su diversidad biológica, abarca 9.596 hectáreas de superficie terrestre y 27.332 hectáreas de superficie marina. Entre las especies que concentra destacan aves como la gaviota cangrejera, el playerito canela, cisnes de cuello negro y el flamenco austral. También el chorlo pampa y el playero de rabadilla blanca, chorlos migratorios y especies que se reproducen en Norte América y que regularmente migran hacia el sur durante temporada no reproductora.

Además habitan la zona el sapito de Darwin, reptiles, guazubirá, murciélago cola de ratón, tortuga de canaleta y, en las aguas oceánicas, se avistan ejemplares de ballena Franca Austral durante la temporada de migración para la reproducción. También viven en la laguna distintas especies de peces, como corvina, sirí, lenguado, lisa, lacha, camarón, berberecho, y pejerrey.

Foto3 Uruguay LagunaGarzon Uruguay Natural Andru00e9s del Castillo

Atractivos para todos los gustos

Desde la Laguna Garzón merece la pena el recorrido hasta el Monte Psamófilo. De características similares a la sabana africana por su aridez, la poca altura y los matorrales de cactus y arbustos espinosos, para acceder a él se requiere un trayecto de tres kilómetros en coche por la Ruta 10.

En el apartado gastronómico destaca el parador La Balsa, a 300 metros del puente, con un nombre que homenajea a la anterior forma de transporte que existió desde 1994 hasta el 2015. Entre su oferta destacan los ‘balseritos’, un plato local exclusivo en que se sirve un tipo de pasta denominada ‘buddhakiss’ rellena con diferentes especies que habitan en la laguna: corvina, sirí, lenguado, lisa, lacha, camarón, berberecho y pejerrey. Este plato se presenta sobre una plancha caliente que emula al puente circular y con una salsa azul, que representa al agua.

También están el exclusivo restaurante La Caracola y el restaurante ecológico Garzón Lounge sobre la margen Este de la laguna hacia el departamento de Rocha, así como el restaurante El Rancho.

Por último, y como alojamiento con personalidad propia destaca el Lodge, el primer hotel flotante de Uruguay, ubicado junto a la Ruta 10 a la altura del kilómetro 190,5, sobre la Laguna Garzón y a escasos metros del océano Atlántico. Cuenta con 12 habitaciones, todas ellas con vista panorámica de la Laguna Garzón y sus alrededores. De acuerdo al testimonio de sus visitantes la experiencia de ‘dormir flotando’ genera una instancia de relajación total y de unión con la naturaleza. Se encuentra abierto entre mediados de octubre y finales de abril de cada año.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.