La historia de Tina y Rodrigo: música y rica comida sobre un autobús que recorre el mundo

Conversamos con dos jóvenes argentinos que se lanzaron a recorrer el mundo sobre un autobús escolar reconvertido en hogar sobre ruedas
|

Los viajes de Tina y Rodrigo son aventuras al ritmo de la música de un ukelele y experiencias envueltas de sabores de buena cocina. Estos dos jóvenes argentinos se lanzaron al mundo a conquistarlo, a disfrutar de la esencia del viaje y de la libertad sobre un autobús escolar reconvertido en hogar rodante.

Nuestros protagonistas saben muy bien qué es eso de salir de la zona de confort, dejarlo todo y dedicarse a perseguir sueños. Un buen día se percataron de que forman un tándem perfecto que comparte las mismas ilusiones. Desde ese momento no han dejado de recorrer el planeta. Tan solo la pandemia que vivimos en la actualidad les ha obligado a parar, a hacer un paréntesis en el que planean sus nuevas y futuras aventuras. 

TINA Y RODRIGO 1 VIAJES Y LUGARES

¿En qué momento y país os ha sorprendido el confinamiento derivado de la pandemia? 

La pandemia nos ha tocado pasarla en Ciudad de México. Nuestro plan era pasar unos 3 meses aquí para que Tina pueda grabar su primer disco. Se volvió un poco difícil la vida de motorhome en el parque, así que, como ya habíamos vivido en la ciudad anteriormente, nuestro casero nos hizo un buen precio para alquilar su departamento,  lo cual fue muy bueno porque podíamos estar más cómodos en el tiempo que debíamos estar.  

¿Cómo lleváis este período sedentario? 

El disco se terminó un mes antes de lo previsto. Aquí en México no es obligatoria la cuarentena, aunque nosotros sí la hacíamos. Decidimos que, antes de que todo fuera a peor, debíamos irnos rápidamente a un pueblo en la costa pacífica en Nayarit llamado San Pancho, donde habíamos estado previamente. Es una comunidad muy bonita, donde la basura se recicla, hay viajeros de todo el mundo, hay muchas opciones de comida vegana y vegetariana y, lo más lindo, mucho arte. La decisión fue rápida, alejarnos de la ciudad era nuestra opción, pero no sabíamos si ir al sur o al norte, así que decidimos volver a este hermoso pueblo donde en un terreno de la comunidad habitan muchos viajeros en sus casas rodantes. El camino no fue fácil. Nos pararon varias veces en las rutas y explicábamos que no éramos turistas, que ésta era nuestra forma de vida y que necesitábamos llegar a este lugar para quedarnos hasta que todo pase. Estamos haciendo muchas cosas y vivimos en plena naturaleza. Rodrigo acaba de hacer un horno de barro en el que cocinará pan para vender. También queremos hacer nuestro canal de cocina. Yo ensayo mis temas del disco y mientras tanto escribo un libro de nuestras andanzas. Practico yoga a diario y Rodri juega al básquet. Por suerte no lo estamos sufriendo, esta pandemia nos trajo el aprendizaje de vivir el aquí y el ahora sin planear, sin pensar cuál será nuestro próximo destino, y sobre todo el desapego, cada día es un agradecer por todo lo que tenemos. 

Vuestra historia es apasionante. Os conocisteis en el lugar de trabajo y os llamó la atención una curiosa coincidencia: los dos habíais estado viajando por Nueva Zelanda. Contadnos cómo empezó todo. 

Yo acababa de volver de Nueva Zelanda, había estado allí cerca de un año. Cuando volví me apunté a estudiar música en el conservatorio y conseguí un trabajo en una empresa internacional que pensé que me conduciría a Estados Unidos a cumplir mi sueño americano como cantante, pero eso no sucedió. A los pocos meses nos presentaron a un nuevo compañero de trabajo: Rodrigo. Al principio no sentí mucha empatía, pero cuando me dijo que acababa de llegar de Nueva Zelanda mi interés se despertó por completo. Desde ese momento, jamás dejamos de hablar. Al mes ya éramos novios y con el tiempo me confesó que nada más verme pensó: ‘con ella me caso’. He de confesar que Rodrigo robó mi corazón.  

TINA Y RODRIGO 2 VIAJES Y LUGARES

Muchos de los momentos importantes de vuestra vida en común os han sucedido viajando. Un buen ejemplo es lo acontecido en una Nochevieja en Brasil, ¿verdad? 

Iban a ser nuestras primeras vacaciones de pareja, llevábamos conviviendo un año, estábamos felices y queríamos pasar Año Nuevo vestidos de blanco en Buzios, Brasil. Ese mismo día viajábamos. Para abaratar costes hicimos escalas y el viaje duró mucho más de lo planeado. No queríamos tomar una combi al llegar a Río de Janeiro y esperar de más, así que rentamos un auto. En el camino no solo nos perdimos, sino que el auto se averió, tuvo que venir una grúa y estuvimos esperando en la ruta 3 horas. Llegamos a las 6 de la tarde al lugar donde debíamos quedarnos. Estábamos insolados y súper cansados. Tomamos un baño y salimos vestidos de blanco al muelle a recorrer y buscar el lugar donde festejaríamos. Tomamos en la calle unas caipiriñas muy baratas -dos por 5 reales-, las cuales nos entonaron muy rápidamente. Encontramos un lugar muy romántico frente al mar donde comimos. Noté que Rodri estaba un poco nervioso.  Antes de las 12 nos fuimos al muelle a ver los fuegos artificiales y brindar. Cuando el reloj marcó el nuevo año, Rodri me abrazó y, sacando un anillo, me preguntó si quería acompañarlo siempre. Muy emocionada le dije que sí. Celebramos esas vacaciones poniendo fecha para la boda: sería para finales del nuevo año. 

TINA Y RODRIGO 3 VIAJES Y LUGARES

Viajáis sobre un autobús reconvertido en casa. ¿Cómo es vuestro hogar sobre ruedas y desde cuándo os acompaña? 

Hacía un tiempo que veníamos viajando con mochila. Se cumplían 10 años desde nuestros respectivos viajes a Nueva Zelanda y decidimos viajar allí para celebrarlo y conmemorar nuestro amor. Nos tomamos varías fotos en ese viaje en los lugares en los que habíamos estado casi al mismo tiempo sin conocernos. Compramos un auto y viajamos por todo el país durante 20 días. Solo tenía una cama y una cocinita eléctrica. El viaje fue increíble. Resultó ser una prueba piloto de lo que luego se transformaría en nuestro sueño de viajar por América con un bus reconvertido por nosotros. 

Cuando llegamos a California nos pusimos a buscar buses escolares, la idea era ir a la casa de un amigo que nos ayudaría a convertirlo en casa. Nosotros no teníamos ni idea de cómo clavar un clavo, pero a la fuerza aprendimos. Fuimos muy impulsivos, no había muchas ofertas, pero encontramos uno que nos enamoró. Era azul y por dentro ya estaba sin los asientos y con las maderas en el piso. Dijimos que lo queríamos en ese mismo momento. Lo compramos y nos fuimos a transformarlo, pero los planes se complicaron porque se nos rompió el bus y lo tuvimos que dejar en el mecánico durante un mes. La visa nos vencía y el tiempo para convertirlo se acortaba. Luego de varias noches de trabajo conseguimos poner lo esencial en el bus y nos fuimos a México. El autobús nos acompaña desde agosto del año pasado, pero aún no pudimos recorrer mucho sobre él, ya que la pandemia lo frenó todo. Sin embargo, estamos muy orgullosos del trabajo que logramos: podemos cocinar, dormir, viajamos muy cómodos… ¡Nuestro sueño se volvió realidad!

TINA Y RODRIGO 5 VIAJES Y LUGARES

Tú, Tina, eres cantante y tocas el ukelele. Tú, Rodrigo, eres chef. Vuestros viajes están llenos de música y rica gastronomía. ¿Qué papel juegan estas ocupaciones vocacionales en las aventuras que realizáis por el mundo? 

Nos llevó tiempo de confianza poder complementar nuestras profesiones. Hoy estamos preparados para compartir con el mundo la música y la comida. También hacemos terapias holísticas. En nuestro viaje a India hace un año, Tina hizo un curso de yoga y yo de meditación con cuencos y nos encanta compartir eso con amigos y viajeros. La idea, una vez que salga el disco, es preparar unas ricas pizzas en la playa con música en vivo. 

Tina, ¿es cierto que has llegado a grabar un disco? ¿En qué género musical lo enmarcarías? 

Este disco es como un hijo, es mi primer álbum y se llama “Desde la raíz”. Tuve que dejar todas las creencias limitantes de lado, lo comercial, para conectarme con lo más profundo de mi ser. Es algo muy genuino y lo compuse muy rápido. Es todo lo que tengo para ofrecer y comunicar de lo vivido y recorrido por el mundo. Es una mezcla de varios estilos, lo puedo enmarcar como “alternativo”. El 22 de mayo se estrenará y estará en todas las plataformas digitales. Podrán encontrarlo como “Tina Ribeiro: desde la raíz”. El que se anime puede contribuir con una canción para apoyar a la música independiente y seguir recorriendo el mundo. 

Rodrigo, ¿cuál es tu plato estrella? 

Vengo de una familia mitad italiana y mitad española. Mi especialidad son las harinas, los panes y las pizzas. ¡Son mis fuertes! 

TINA Y RODRIGO 4 VIAJES Y LUGARES

De los países y lugares que habéis recorrido hasta el momento, ¿cuáles os han gustado especialmente y cuáles os han marcado más 

Un lugar maravilloso que jamás olvidaremos fue nuestro viaje por el desierto del Sahara. Allí dormimos en el medio de la nada, rodeados de estrellas, sintiendo de fondo los cantos africanos. Fue una de nuestras mejores experiencias vividas. Pero sin lugar a dudas, uno de nuestros lugares en el mundo es Asia: amamos Ubud, en Bali, y Tailandia, la comida, la espiritualidad con la que se vive, la gente sonriendo y feliz con poco. Todo eso nos enseñó mucho.  

¿Qué os aportan los viajes? 

Cuando viajábamos de vacaciones éramos turistas, sacábamos fotos, comíamos en algún lugar turístico y comprábamos algún souvenir, pero cuando elegimos viajar como una forma de vida, nos sumergimos en la cultura y aprendimos a andar livianos. Nos encanta aprender sobre la cocina del lugar, hablar con la gente… En Tailandia tomamos cursos de masajes, en India, como hemos comentado, de meditaciones, de yoga, de aromaterapia… En Indonesia de cocina, en México hicimos varios temazcales, con su famosa toma de ayahuasca poderosa y transformadora. 

¿En algún momento habéis pensado estableceros en algún lugar? En caso afirmativo, ¿qué destino escogeríais? 

Siempre nos preguntamos si hemos encontrado nuestro lugar en el mundo, ese lugar donde nos gustaría establecernos, pero nos resulta muy difícil la respuesta, ya que cada lugar al que vamos lo hacemos nuestro hogar. Poner una panadería en India, en Rishikesh, es una de nuestras fantasías. Abrirla 6 meses y vivir otros 6 meses en México, donde montar un centro de consciencia de yoga, meditación, comida saludable y música. 

TINA Y RODRIGO 6 VIAJES Y LUGARES

¿A qué destino tenéis pensado viajar cuando acabe el confinamiento? 

Cuando todo esto acabe, nos queda pendiente recorrer bien Estados Unidos y Canadá. Si todo pasa, nos encantaría poder volver al ruedo pronto y compartir la música y la comida. Si queréis seguir nuestra historia podéis localizarnos en @despertandoporelmundo y @tinastour.